EL EJÉRCITO ECUATORIANO ANTE SITUACIONES DE

EMERGENCIA EN EL TERRITORIO NACIONAL

Mayo de A Santiago Villavicencio Silva

RESUMEN

El planeta sufre cada día las consecuencias y efectos de los eventos de origen natural y antrópico, estos se han constituido en un tema de suma importancia para ser tratados por parte de los Estados que ven la necesidad de plantearse estrategias que se orienten a prevenir, reducir, mitigar y responder frente a estas situaciones.

Es por lo tanto que se requiere que los Estados asuman con responsabilidad la tarea de intervención con sus insti- tuciones de una forma planificada y articulada, potenciando sus capacidades conjuntamente con el sector privado, que les permita actuar con antelación y responder de forma eficaz ante estas necesidades.

Ecuador no ha sido ajeno a esta realidad y como parte de la política de Seguridad Integral donde Fuerzas Armadas (FF.AA.) se encuentra inmerso en apoyo al Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), sobre la base de sus capacidades operativas y logísticas, y fundamentada en su estructura organizacional como principal institución de respuesta frente a situaciones de emergencia.

En razón de lo señalado, este artículo tiene la intención de resaltar la intervención que ha asumido el ejército ecuatoriano, en apoyo al Estado y a otras instituciones frente a la ocurrencia de eventos naturales y antrópicos.

Palabras claves: Evento adverso, antrópicos, hábitat, seguridad integral, gestión de riesgos.

Artículo enviado: 10/02/2019 - Aceptado: 28/02/2019 - Publicado: Abril 2019. Revista de la Academia de Guerra del Ejército Ecuatoriano, Volumen 12. Núm. 1 Abril 2019. pp. 100-108 e-ISSN: 2600-5697 – ISSN: 2600-5689 – DOI: https://dx.doi.org/10.24133/age.n13.2020.11

EL EJÉRCITO ECUATORIANO ANTE SITUACIONES DE EMERGENCIA EN EL TERRITORIO NACIONAL

ABSTRACT

The planet suffers every day the consequences and effects of events of natural and anthropic origin, these have become an issue of utmost importance to be treated by the States that see the need to consider strategies that are oriented to prevent, reduce , mitigate and respond to these situations.

Therefore, it is required that States assume responsibility for the task of intervention with their institutions in a planned and articulated manner, strengthening their capacities jointly with the private sector, enabling them to act in advance and respond effectively to these needs. .

Ecuador has not been oblivious to this reality and as part of the Comprehensive Security policy where the Armed Forces (FF.AA.) is immersed in support of the National Service of Risk and Emergency Management (SNGRE), based on its capabilities operational and logistical, and based on its organizational structure as the main emergency response institution.

In view of the above, this article intends to highlight the intervention that the Ecuadorian army has assumed, in support of the State and other institutions in the face of the occurrence of natural and anthropic events.

Keywords: Adverse event, anthropic, habitat, integral security, risk management.

RESUMO

O planeta sofre diariamente as conseqüências e efeitos dos eventos de origem natural e antropogênica, estes torna- ram-se uma questão importante a ser abordado pelos Estados que vêem a necessidade de considerar as estratégias que visam prevenir, reduzir , atenuar e responder a essas situações.

Énecessário, portanto que os Estados tomem responsabilidade a tarefa de intervenção com as suas instituições de forma planejada e coordenada, reforçar as suas capacidades em conjunto com o setor privado para que possam agir mais cedo e responder eficazmente a essas necessidades .

Equador não foi alheio a esta realidade e como parte da política de segurança abrangente que Fuerzas Armadas (Forças armadas) está imerso em apoio à Gestão de Serviços de Risco Nacional e Emergência (sngre), com base em suas habilidades operacional e logística, e com base em sua estrutura organizacional como a principal insti- tuição de resposta a emergências.

Diante do exposto, este artigo pretende ressaltar a intervenção que o Exército equatoriano assumiu, em apoio ao Estado e a outras instituições frente à ocorrência de eventos naturais e antrópicos.

Palavras chaves: Evento adverso, antrópico, habitat, segurança integral, gerenciamento de risco.

En las últimas décadas el planeta ha vuelto a sufrir los estragos y catástrofes producto de los fenómenos de origen natural y antrópico, tanto los seres humanos como las estructuras han sido sus víctimas, la situación ambiental del planeta se torna preocupante ya que se ve relacionada directamente con la supervivencia de los seres humanos, pero el mundo ha sentido de forma abrupta las consecuencias del cambio climático, del cual somos los directos responsables. Estos cambios avanzan de forma vertiginosa, tanto es así que pueden llegar a provocar graves consecuencias como producto del efecto invernadero y el calentamiento global, situaciones de cambios bruscos de las cuales se han encontrado evidencias científicas en la propia

historia planeta como resultado de los denominados Ciclos de Milankovitch1, y por los cambios en el contenido de CO2 en la atmósfera2. El Ecuador no es la excepción, ante estos eventos y fenómenos, pues el país se encuentra situado sobre el “Cinturón de fuego del Pacifico”, zona que se caracteriza por su gran actividad volcánica y sísmica, que son los principales tipos de fenómenos naturales en la lista de eventos que ocasionan los mayores estragos en el hábitat del planeta por su alta ocurrencia y el aumento en sus niveles, causando graves catástrofes en las áreas donde se producen, más aun cuando estos se podrían repetir de una forma consecutiva entre el periodo 2000-2020, con la liberación de niveles de energía con los picos

1  Ciclos de Milankovitch: Pequeñas variaciones en la orientación de la Tierra con respecto al Sol que afectan la manera en que se calienta el planeta. (Caballero, Lozano, & Beatriz, 2007, pág. 9)

2  Efecto invernadero: mecanismo por el cual la atmósfera de la Tierra se calienta. Ibíd. pág. 3

Revista de la Academia de Guerra del Ejército Ecuatoriano, Volumen 12. Núm. 1 Abril 2019. pp. 101- 108

EL EJÉRCITO ECUATORIANO ANTE SITUACIONES DE EMERGENCIA EN EL TERRITORIO NACIONAL

más altos en dicho periodo, tal y como lo señala en uno de sus artículos la Universidad Técnica de Panamá (Moncayo, Vargas, Moncayo, & Barzola, 2017).

En relación con este tema se puede también acotar que, frente a nuestras costas, aproximadamente unos 50 km de distancia, convergen las placas tectónicas Sudamericana y la de Nazca, frente a la costa norte y centro de Chile y todo el litoral de Perú, Ecuador y Colombia, las mismas que debido al proceso de subducción han producido fuertes sismos con magnitudes muy altas, tal como sucedió en el 2007 en el Perú provocando un terremoto de 7,9 grados en la escala Richter, eventos que pueden provocar tsunamis y a su vez agravar los efectos catastróficos en las poblaciones aledañas a los puertos marítimos, y como no señalar el sismo de 7,8 grados que produjo el terremoto en Ecuador con epicentro en las provincias de Manabí y Esmeraldas el 16 de abril de 2016. Se puede también señalar que en los registros históricos más recientes del país, especificamente en 1906 se produjo un fuerte sismo frente a las costas ecuatorianas y posterior tsunami que prácticamente devasto la provincia de Esmeraldas como se apunta en el reporte “Riesgos por tsunami en la costa ecuatoriana” (Cruz, Acosta, & Vásquez, s.f.).

Soldado ecuatoriano proporcionando ayuda a la población afectada en Pedernales en el terremoto del 16 de abril de 2016.

Otros de los estragos a los cuales se ha enfrentado nuestro país son las consecuencias derivadas de las influencias climáticas, para lo cual se ha investigado el artículo “El Ecuador al cruce de varias influencias climáticas. Una situación estratégica para el estudio del fenómeno El Niño”, como sucedió con el Niño en 1982-1983 en el cual según (Pourrut, 1998, pág. 452), es de suma importancia que el país cuente con las suficientes previsiones para poder enfrentar los severos impactos que causan este tipo de eventos, especialmente en nuestro país que por su ubicación geográfica es susceptible a que estos ocurran con mayor frecuencia e intensidad, donde las fuertes lluvias han ocasionado la pérdida de vidas humanas y animales, inundaciones, destrucción de infraestructura pública, privada y agrícola, con efectos directos en la economía del país, y que contrario a las etapas de invierno también se tiene otras con abundante escases, propicias a incendios forestales que se han incrementado de forma abrupta con graves consecuencias al ecosistema y a la vida humana.

A la par del registro histórico de la ocurrencia de estos fenómenos, también se tiene el de la intervención de las Fuerzas Armadas, y en forma particular la participación del Ejército en este tipo de emergencias a nivel nacional, donde nuestra contribución ha sido fundamental para acudir en ayuda a la población damnificada a través de los órganos de respuesta que a su debido momento lo constituyeron la Defensa Civil, la Secretaria de Gestión de Riesgos (SGR) hasta hace unos meses atrás y actualmente el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE). Situaciones en las que se ha requerido el accionar armónico y planificado de las instituciones, en el que el componente militar que gracias a sus recursos humanos, logísticos y financieros, sumados a sus capacidades han podido estar al frente de cada una de estas situaciones como institución de primera respuesta, proporcionando el soporte a la población en condiciones de riesgo y también contribuyendo a reducir las vulnerabilidades a las cuales tienen que enfrentarse por los estragos ocasionados por estos eventos.

Si bien es cierto FF.AA. ha actuado más en condición de respuesta y reacción que de forma especializada frente a estas situaciones, pero actualmente se ha planteado su inclusión en el concepto de Seguridad Integral, donde se proyecta un nuevo rol para la institución militar, que va acorde a la política pública de Seguridad y Defensa, la que se dio un paso importante cuando se la propuso en el 2002 con la publicación del “Libro Blanco de la Defensa Nacional”, en el cual se trató de “determinar las políticas de defensa ante el nuevo escenario geoestratégico de aquel entonces y a las nuevas amenazas, con el fin de preservar el ordenamiento jurídico, la soberanía, la paz y el bienestar ciudadano” (Sánchez C. , 2013, págs. 53,54).

Revista de la Academia de Guerra del Ejército Ecuatoriano, Volumen 12. Núm. 1 Abril 2019. pp. 102- 108