LA REVOLUCION DE LOS ASUNTOS MILITARES COMO

PREÁMBULO A LA SECURITIZACIÓN

Mayo de I. David Eliseo Pico Medina

RESUMEN

La humanidad ha afrontado largos y nefastos enfrentamientos. En el siglo XXI no se vislumbra un tiempo de paz, por el contrario, aparecen nuevos focos opositores que amenazan con el equilibrio de las naciones. Estas guerras en cada época han sido cambiantes, tanto en sus procesos estratégicos y operacionales para poner en práctica las nuevas tácticas, doctrinas y tecnologías por lo que el concepto de una Revolución de los Asuntos Militares, en conjunto con una Revolución Militar y la Revolución Técnica Militar, se enmarca en la consecuencia lógica de la invención de nuevas armas letales o efectivas, pero adicionalmente se exige la preparación y profesionalismo del militar. Encajando estos términos con la seguridad nacional, las Fuerzas Armadas con su capacidad operativa y tecnológica son los optados para ser los actores securitizadores de sectores donde las amenazas existenciales se presenten, sin ser estos los únicos pero si los más apropiados para enfrentar el problema de seguridad del Ecuador.

Palabras clave: Revolución de los Asuntos Militares, Revolución Militar, Revolución Técnica Militar, Securitización, Actores securitizadores

ABSTRACT

Humanity has faced long and nefarious confrontations. In the 21st century there is no time for peace; on the contrary, new opposing focuses are appearing that threaten the balance of nations. The concept of a Revolution of Military Affairs, together with a Military Revolution and the Military Technical Revolution, is framed in the logical consequence of the invention of new lethal or effective weapons, but additionally the preparation and professionalism of the military is demanded. Fitting these terms with national security, the Armed Forces with their operational and technological capacity are the ones chosen to be the securitizing actors of sectors where existential threats are presented, without these being the only ones but the most appropriate to face Ecuador’s security problem.

Keywords: Revolution of Military Affairs, Military Revolution, Military Technical Revolution, Securitization, Securitizing actors

Artículo enviado: 10/02/2019 - Aceptado: 28/02/2019 - Publicado: Abril 2019. Revista de la Academia de Guerra del Ejército Ecuatoriano, Volumen 12. Núm. 1 Abril 2019. pp. 109-115 e-ISSN: 2600-5697 – ISSN: 2600-5689 – DOI: https://dx.doi.org/10.24133/age.n13.2020.12

LA REVOLUCION DE LOS ASUNTOS MILITARES COMO PREÁMBULO A LA SECURITIZACIÓN

La globalización ha generado cambios en muchos campos. Este contexto involucra evoluciones económicas, culturales, sociales y políticas. La llamada revolución tecnológica ha reducido fronteras para integrar sus necesidades e insertar en un solo grupo a todos los integrantes de una región. La capacidad militar se injiere no solo en el conglomerado sino que sobresale también con sus procesos y actitudes que conforman una revolución militar.

Si partimos de este concepto, se entiende que revolución militar es un inicio de la modernidad. Esta etapa ya resulta obsoleta frente a las mutaciones que el sistema viene enfrentando, por lo que la posmodernidad es el término más acorde para describir las revoluciones que en todos los ámbitos se viene afrontando.

Historiadores militares sostienen que una revolución Militar (RM) no solo debía transformar la manera de concebir y hacer la guerra sino también modificar la sociedad y el Estado (Parker, 2005). Es imperativo diferenciar que revolución no denota un cambio rápido sino profundo, por tal razón Krepinevich (1994) dice: “Una revolución militar resulta de la aplicación de nuevas tecnologías a los sistemas de armas junto al desarrollo de nuevos conceptos operativos y organizativos” (pág. 30)

La fuerza de este concepto recae en otro definido como la Revolución de Asuntos Militar (Revolution in Military Affairs o RMA). Un concepto que no es nuevo por el contrario, es cambiante en relación con los paradigmas militares. Se caracteriza por ser vanguardista de nuevas tecnologías así como de nuevos conceptos operativos, logísticos y organizativos. Alvin y Heidi Toffler dicen:

Una Revolución Militar acontece cuando una nueva civilización surge para desafiar a la antigua; cuando toda una sociedad se transforma y obliga a redefinir las fuerzas armadas a todos los niveles: tecnológico, cultural, político, organizativo, estratégico, táctico, doctrinal o logístico. Cuando esto sucede, la relación entre el ejército, la economía y la sociedad se transforma y se altera el equilibrio de poder en la tierra (pág. 32).

De aquí parte la Revolución de los Asuntos Militares que estudia y abarca los aspectos estratégicos para la integración de nuevas tecnologías tácticas y de formación militar. Este concepto es introducido por Andrew W. Marsharll en 1980 considerado el padre de la RMA, que involucra a la innovación militar y la tecnificación militar.

Su nacimiento se podría ubicar desde las guerras napoleónicas y el resurgimiento de las estrategias militares que continúan en las siguientes guerras

mundiales cada una con sus características de tecnificación que demuestran el concepto aplicado.

En concreto se puede determinar que la Revolución de Asuntos Militares (RMA) ha estado presente desde el principio de los enfrentamientos bélico, las guerras y la conflagración de los diferentes conflictos han efectivizado una RMA, especificando la creación de ejércitos permanentemente en desarrollo, organizados, adiestrados, estableciendo profundos cambios organizativos, tácticos, operativos y tecnológicos, lo que para Black, (1998) los denomina “ejércitos occidentalizados”.

Al momento se puede sintetizar que la RMA es la tecnificación de todos los equipos y operaciones que proporcionen efectividad y precisión con un trabajo en conjunto. La RMA es la capacidad de acumular una inmensa cantidad de información sobre un área de batalla determinada, así lo especifica Colom (1998) al decir que “esta capacidad para actuar de forma conjunta o en red está siendo incorporada en nuevos sistemas de armas, doctrinas y orgánicas con el objetivo de transformar la forma en que los ejércitos operan”.

Sin precisar el origen de la RMA debido a que todos los momentos históricos por los que ha pasado la humanidad, la revolución militar se ha presentado en todas sus facetas que el tiempo le ha permitido. Al transcurrir el siglo XXI esta revolución ha enfrentado profundas transformaciones relacionadas directamente con la seguridad y defensa (Colom, 2006), junto con la Revolución Técnico-Militar (RTM) que describe el impacto de los nuevos ataques automatizados, abarcando en estos los sistemas de mando, control, comunicaciones e inteligencia, incluyendo el armamento de precisión en la conducción táctica y operacional de la guerra. (Goure, 1993)

Esta RTM está direccionada al ámbito militar y exclusivamente cuando se producen cambios tecnológicos y de sistemas de armas alterando la conducción táctica y operacional. Como ejemplo se puede citar las novedades presentadas entre la Primera y Segunda Guerras Mundiales, cuyo espacio temporal es de veinte años pero la tecnología es abrumadora, en la segunda guerra se presentan armamento nuclear, cohetes y misiles y los primeros pasos en la cibernética.

Posterior a este enfrentamiento, la Guerra de Vietnam es tan aterradora por los avances tecnológicos, sobre todo en el campo de la informática y las comunicaciones. El siguiente encuentro en la Guerra del Golfo se le podría definir como la guerra de la tecnología por tanto en cuanto las tácticas y las estrategias se superaron siempre direccionadas a la actualización que demuestran superioridad ante el adversario.

Revista de la Academia de Guerra del Ejército Ecuatoriano, Volumen 12. Núm. 1 Abril 2019. pp. 110- 115

LA REVOLUCION DE LOS ASUNTOS MILITARES COMO PREÁMBULO A LA SECURITIZACIÓN

En Ecuador se puede ejemplar entre los cambios de los dos últimos enfrentamientos bélicos con Perú. Para 1981 el Ecuador no contaba con un armamento actualizado por lo que los resultados fueron evidentes, no así para 1995, el enfrentamiento en el Cenepa, el ejército ecuatoriano sostuvo una Revolución Técnica Militar manifestada al modernizar su armamento, convirtiéndose en uno de los mejores equipados de la región e incluyendo la capacitación de su ejército lo que determinó una victoria arrasante. Lo sucedido en Ecuador demuestra que “si estos cambios implican un aumento del potencial y la efectividad militares de las fuerzas armadas, el resultado alterará, indudablemente, el carácter y el estilo del conflicto” (Krepinevich, 1994, p. 30)

Tanto la RM y la RTM tienen alcances diferentes, mientras que la primera su magnitud es global debido a su interferencia entre Estado, sociedad y guerra; la segunda está direccionada exclusivamente al ámbito miliar y de alcance estratégico, “aportando una sensible mejora en la forma de conducir las operaciones militares” (Colom Piella, 2014, pág. 31)

Cohen (2005) especifica que la RMA “depende exclusivamente de factores externos, normalmente vinculados a la hostilidad real o potencial de otros actores” (Baqués, 2013). Estos factores determinantes son:

La aparición de nuevas amenazas. – A partir del 11 de septiembre de 2001 se determinan las amenazas

existenciales como nuevos enfrentamientos que la humanidad debe desafiar. En el ámbito de la investigación, desarrollo e innovación I+D+i es determinante para que las fuerzas militares resuelvan la brecha tecnológica detectada y por la cual los insurgentes podrían mantener un potencial armamentístico. (Baqués, 2013)

Identificación del déficit en la capacidad militar propia. – Un análisis exhaustivo que defina la posición de las fuerzas armadas y su credibilidad para enfrentarse a cualquier situación adversa. (Baqués, 2013)

Presiones institucionales. – La brecha tecnológica en beneficio propio. (Baqués, 2013)

Baqués (2013). también explica que los factores tecnológicos no son los únicos que influyen para la RMA, estos van acompañados con un cambio organizacional y doctrinal de los ejércitos y la integración de las diferentes unidades bajo un único mando operativo

En este punto el autor citado enuncia los elementos de la RM:

Cambios tecnológicos. - Su especificación es clara. A través de la adopción de técnicas y tecnología que aporte con el fortalecimiento de las Fuerzas

Armadas y la disminución de daños al momento de su participación.

Cambios en la organización. – Mejor explotación de los cambios tecnológicos.

Cambios doctrinales. – Una doctrina adecuada puede maximizar el potencial de los demás factores y la ausencia de esta puede limitar o hasta desperdiciar dicho potencial. (Baqués, 2013)

Estos elementos proporcionan un incremento sustancial de la efectividad de las fuerzas armadas, seguida con una innovación militar constante que encaminarán al mejor método para la integración tecnológica. “Es importante reconocer que innovación militar e innovación tecnológica no son sinónimos. Seguramente la innovación militar va acompañada del empleo de tecnología avanzada, pero también es posible que no requiera tecnología”. (Isaacson, Layne,

&Arquilla, 1999, pág. 8), en este punto las tácticas y estrategias serán el predominante en toda acción.

Para Peter, (1988) el concepto de innovación militar está direccionado a la modificación de los conceptos de operaciones y la realización de las misiones bajo nuevos parámetros y procesos. Incluyen en esto, nuevas ideas y nuevos procedimientos operacionales en plena concordancia que produzcan los efectos deseados.

El concepto de Grissom (2006) describe tres elementos característicos de toda innovación militar:

Modo de operar de las fuerzas militares,

Impacto y alcance significativos

Incremento sustancial en la eficacia de las fuerzas militares

Lo citado define la innovación militar como:

…un cambio que afecta sustancialmente a la doctrina, al adiestramiento y, a menudo, a la orgánica y/o materiales en una o varias ramas de un ejército, al tiempo que supone un aumento considerable de su efectividad al cumplir alguna o varias de las misiones asignadas. (Jordán, 2017, pág. 205)

Por su parte Farrel (2010) diferencia innovación de adaptación señalando esta última como “un cambio de menor calado y se refiere a modificaciones en tácticas, técnicas y procedimientos para mejorar el desempeño operativo que no requieren cambios en la doctrina formal” (pág. 569). Pero estos cambios no solo son variaciones, son innovaciones dentro de las Fuerzas Armadas durante un período concreto, pudiendo ser

Revista de la Academia de Guerra del Ejército Ecuatoriano, Volumen 12. Núm. 1 Abril 2019. pp. 111- 115

LA REVOLUCION DE LOS ASUNTOS MILITARES COMO PREÁMBULO A LA SECURITIZACIÓN

largo, ya que los procesos de innovación suelen requerir varias décadas en su desarrollo (Jordán, 2014), lo que implica que la innovación nunca termina, siempre está en constante ¿cambio y actualización.

Todo lo expuesto en este ensayo demuestra que la RMA se unja como fundamental para los procesos de securitización de una nación. El factor preponderante para esta RMA es la presencia de nuevas amenazas sobre todo existenciales, lo que exige que esta revolución establezca procesos innovadores para poder enfrentar las amenazas recurrentes y tomar las decisiones específicas respecto de la condición de seguridad de los intereses nacionales.

Es importante recalcar que a partir de los atentados del 11S, el mundo entero ha entrado en un cambio sustancial al enfrentarse a nuevas amenazas a las que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha tenido que adaptarse. En Europa los diferentes grupos terroristas están en constante amenaza con nuevas acciones utilizando como blanco las capitales europeas. Los países americanos enfrentados al narco terrorismo y todo lo que esto acarrea como: los grupos subversivos, drogas, delincuencia relacionados con el crimen organizado, el secuestro y la extorción, sin dejar de mencionar los ataques al ciberespacio obligando a la ciberdefensa de cada nación estar atentos a amenazas de diversa procedencia. (Esglobal, s.f.)

Estos sucesos son la base de los estudios de seguridad desarrollados en la Escuela de Copenhague por los investigadores Barry Buzan, Ole Waever y Jaap de Wilde, marcando una evolución al concepto de seguridad y que lo entablan como una “condición relativa de protección en la cual se es capaz de neutralizar amenazas identificables contra la existencia de alguien o de alguna cosa. Esta amenaza no solo corresponde al ámbito militar, también pueden ser problemas medio ambientales, económicos y sociales” (Sisco & Chacón, 2004). Bárcena (2000) generaliza esta definición calificándole un término con carácter subjetivo, ya que se trata de estar “libre de preocupaciones o de sentirse a salvo de cualquier daño” (pág. 12)

Bárcena también relaciona la seguridad con la RMA en su requerimiento de un poder militar renovado y tecnificado listo para “disuadir o defenderse de un ataque y garantizar así la supervivencia” (Bárcena, 2000, pág. 14). Buzan (1998) sintetiza que “la seguridad militar se refiere a los dos niveles relacionados de capacidad de ofensiva armada y de defensa de los Estados y a la percepción de un Estado de las intenciones de otros Estados” (p.7). Esta definición tradicionalista enmarca el uso de la fuerza como única posibilidad de defensa de un Estado, sin embargo, las nuevas amenazas no excluyen a las Fuerzas Armadas para la defensa de la nación, por el contrario, inmersos en sus cambios

y la RMA, hace posible que la fuerza militar sea la encargada y la más capacitada para la securitización de un país, como dijo Clinton “el uso de los recursos militares para garantizar la seguridad interna” (Chávez, 2013, pág. 11)

Buzan explica que un asunto securitizador está presente cuando “una amenaza existencial requiere de medidas emergentes y justifica acciones fuera de los limites normales de procedimientos políticos” (Buzan, Waever, & De Wilde, 1998, págs. 23-24), es decir, cuando una amenaza ha puesto en peligro la supervivencia de la población y “ya no puede resolverse sino con acciones extremas: control cambiario, racionamiento, estado de excepción, restricción de la emigración, golpes de Estado y en el caso más extremo la guerra” (Sisco & Chacón, 2004, pág. 138).Esto se razona con un caso desplegado en el país plasmado en la migración que se encaja al de las amenazas exigencias y exponenciales, así como el de la situación en la frontera norte que presenta incidentes a tomarse en cuenta para exigir una securitización no dialéctica sino procesal, en esto se involucra claramente a las Fuerzas Armadas, con su capacitación y tecnificación adquirida.

Así lo confirman los autores de la securitización exitosa que presentan tres componentes: amenazas existenciales, acción urgente, y la premura de quebrantar las reglas para poder dar solución emergente a la situación presentada (Buzan, Waever, & De Wilde, 1998)

Por tal razón, al igual que todos los procesos de seguridadlasecuritizaciónincluyeunanálisisminucioso en el cual promueve la securitización, permitiendo además que traspase a un proceso intersubjetivo y no estacionarse en un simple movimiento dialéctico.

Su diagnóstico se debe iniciar como dice Buzan (1998) con la identificación, definición o resignificación de una amenaza, otorgándole el nivel, peligrosidad y riesgos que lo ocasione, sobre todo cuando es de carácter existencial. El analista se convierte en el actor securitizador que deberá ser responsable de eliminar o detener esta amenaza bajo su responsabilidad y con el trabajo gestionador y procesal. Con esta teoría “(…) se estudia quién securitiza, sobre qué cuestiones (amenazas), para quién (objetos de referencia) y por qué, con qué resultados y, no menos importante, en qué condiciones (es decir, qué es lo que explica que la securitización tenga éxito)”. (Verdes-Montenegro, 2015, pág. 117)

El proceso securitizador permite analizar el tipo de amenaza, la peligrosidad, el avance, a quién está afectando y su direccionamiento, cuál es su propósito, grupos, razones y circunstancias que la generan, resultados arrojados tras su presencia. Este examen

Revista de la Academia de Guerra del Ejército Ecuatoriano, Volumen 12. Núm. 1 Abril 2019. pp. 112- 115